Buscar este blog

08 enero, 2011

La transformación de la visibilidad - John Thompson

Esta lectura nos describe la influencia que han ejercido las transformaciones de los medios de comunicación respecto al contenido de la información que se comparte socialmente.

Y es que no todos los medios tienen los mismos efectos sociales, hay algunos que permiten la interacción social y otros en que ésta sólo puede presentarse de manera restringida.

La comunicación cara a cara es la que permite mayor interacción y además facilita el intercambio de claves simbólicas, que son otro tipo de expresiones accesorias que enriquecen la información que se comparte como expresiones corporales, faciales, tonos, etcétera.

Los medios masivos de comunicación pueden permitir en mayor o menor medida la interacción social. Actualmente las tecnologías de la comunicación existen medios que si permiten la interacción, como las redes sociales, los chats, el correo electrónico, etcétera. Otras como la televisión, la interacción que se desarrolla es más restringida.

La información antes del desarrollo de estas tecnologías sólo permitía compartir información que acontecía en la localidad y en un espacio temporal cercano al de su transmisión. Ahora podemos compartir información generada en cualquier punto geográfico y de espacios temporales distintos gracias a estos avances tecnológicos.

Esos cambios han permitido la generación de un flujo de información más nutrido haciéndose de carácter público acontecimientos que por lo general eran desconocidas para la mayoría de la gente. Así se hacía visible para la sociedad hechos no sólo locales sino  que se compartía información de todo tipo.

Este fenómeno también dio paso al periodismo como profesión. Las casas editoriales empezaron a requerir escritores y reporteros para obtener información y surgió así el ethos profesional.

La clase política vio en esta apertura de los medios una oportunidad para hacerse visible, oportunidad que le era necesaria más que antaño puesto que, según el autor, la política se renovó en tal sentido que los partidos no representaban a las clases sociales, sino que ahora los individuos basaban sus preferencias en la confianza personal de las figuras políticas.

Pero esta visibilidad, este nuevo concepto de lo público es un arma de dos filos, según lo anotado por Thompson. Ahora, la división de lo público y de lo privado es muy sutil y aspectos de sus vidas que aparentemente son privados pueden exponerse en los medios con mayor facilidad. Esto ha generado lo que el autor llama el escándalo político.

El concepto de escándalo se desasoció de la blasfemia, la sedición y la herejía, y se aplicó para todos aquellos fenómenos que  se distingues por descubrir a través de los medios alguna acción o actividad que está oculta a la vista, y que trasgrede ciertos valores y normas que al exhibirse al público genera la desaprobación.

Pienso que este es un valor poco apreciado por algunos medios acomodados actualmente a los poderes fácticos, porque a la sociedad, como lo demuestra Thompson, siempre le ha interesado estar al tanto de todas aquellas actividades que los gobernantes y otras figuras públicas llevan a cabo y que carecen en cierta medida de ética; sin embargo a veces este tipo de información se oculta o se minimiza para no ser un medio incómodo y sobrevivir como una empresa mercantil. Sin duda alguna esto se da en detrimento de la democracia y de los ciudadanos.


La transformación de la visibilidad - John Thompson

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario