Buscar este blog

05 mayo, 2011

El estructural-funcionalismo.

El estructural-funcionalismo. En Las teorías sociológicas desde la Segunda Guerra Mundial; Alexander Jeffrey.
Reporte de lectura elaborado por: Flor Mora

En este capítulo Alexander Jeffrey comenta dos obras de Parson: Valores, motivos y sistemas de acción; y el sistema social.

Parson, en desacuerdo con el utilitarismo, en su propuesta incluye un desarrollo de la teoría de Freud acerca del superyó. Con esa teoría explica el génesis de las normas sociales.
Talcott Parsons

El individuo desde su niñez desarrolla su personalidad cuando se identifica con los sujetos através de la catexia, se identifica así con ellos y introyecta elementos que le sirven para su formación. En estructural funcionalismo se explica de esta misma forma la formación de normas, es decir, por medio de las mismas introyecciones y es por medio de éstas que accede a su realidad exterior.

Toda la realidad se conoce a través de modelos internalizados de lo que deberían de ser, a menos que sean realidades no conocidas pero aun en este caso, por lo menos una mínima parte se atiende de este modo. Con esto estaría coincidiendo con el utilitarismo pues los objetos serían externos a nosotros y actuaríamos ante ellos sólo de manera impersonal, instrumental, mecanicista.

La vida social tiene tres niveles de análisis, los sistemas de personalidad, los sistemas sociales y los sistemas culturales. La personalidad, se refiere a las necesidades de la persona individual, orgánicas y emocionales. El sistema social alude a la interacción entre diversas personalidades, ya sea como cooperación o como antagonismo. El sistema social está en tensión permanente por la distribución de bienes. Finalmente el sistema cultural que alude a amplios patrones de sentido y de valor.

Estos tres niveles o dimensiones son autónomos uno de otro, pero por lo regular tienen cierto grado de correspondencia. En otras sociedades se puede observar cierto nivel de tensión entre los tres sistemas.

Parsons sostiene que el sistema social se debe conceptualizar como una complicada serie de roles sociales. La personalidad del actor tiene que corresponde con el rol que le toca representar. En ocasiones se observan tensiones entre ambos niveles, el de personalidad y el del sistema social. Siempre existe una correspondencia los caminos de socialización que se presentan a cada individuo de dicha sociedad. Estos diversos roles estén ordenados en una secuencia y cuidadosamente coordinados; en la medida en que se los experimente como contradictorios y abruptos, el individuo no podrá internalizarlos. También sugiere que se debe compartir una cultura común.

Por último, esta secuencia de roles y esta coordinación de necesidades obviamente se facilitará si existen valores comunes difundidos y una cultura internamente coherente. Si tanto nuestros primeros roles como los actuales se pueden remitir a una cultura común, los sentidos que atribuimos a nuestra experiencia vital serán más coherentes, reforzando nuestro compromiso con el rol que debemos desempeñar ahora.

Parson justifica esta complejidad con una supuesta operación efectiva, a la posibilidad de que la vida social esté en estado de perfecto equilibrio y cooperación. El equilibrio no es un hecho empírico pero si un modelo abstracto.

Cuando Parsons escribe acerca de la institucionalización, acude a su teorema de la “complementariedad de expectativas”, esto es una relación bipersonal perfecta donde dos agentes cumplen a cabalidad con la expectativa que tiene uno del otro. La institucionalización perfecta acontece cuando las exigencias del sistema social acerca d los roles se complementan con los ideales culturales y cuando ambos, a la vez, satisfacen las necesidades de la personalidad.

Finalmente, el equilibro del que hace mención, requiere además de lo anterior una cierta dosis de contingencia, esto es del libre albedrío y además que la acción es de carácter temporal. Los participantes realizan esfuerzos conscientes e inconscientes para mantener un curso de interacción satisfactorio usando sanciones negativas y recompensas positivas con el propósito de acomodar a otras personas a sus propias necesidades. Si esto no ocurre se estará reforzando una conducta antisocial.

1 comentario:

  1. Anónimo10:12 a.m.

    yo pienso que la influencia inconciente tiene un gran papel en el comportamiento de los individuos me imagino si hubiera estado en esta epoca tendria que modificar todo su trabajo. Si no solo falta ver la falta de personalidad y la busqueda de identidad en terceros. El se resume en infuencias sociales culturales y geneticas??? o aqui no aplica...Desde niños se nos inculcan las ideas lo unico que hacemos es tratarlas de asimilarlas.

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario